Ácido Úrico

El ácido úrico suele incluirse en análisis rutinarios de bioquímica porque aporta cierto valor clínico, sobretodo en situaciones de dolor articular o el típico dolor de gota, que es una acumulación de ácido úrico en las articulaciones (la situación más común es en el dedo gordo del pie). En estas situaciones, se recomienda disminuir la ingesta de alimentos ricos en purinas como: carnes rojas, marisco, vísceras, espárrago, tomate… y alcohol. También es recomendable beber mucha agua para diluir el ácido úrico.

Otra situación clínica debida al exceso de ácido úrico son los cálculos de ácido úrico que se forman en el riñón debidos a un exceso en la concentración en sangre y su posterior filtración en el riñón. En este caso también se deberían seguir las recomendaciones anteriores e intentar conseguir una orina alcalina .

Podéis consultar más información en la descripción de la prueba en este enlace: ácido úrico

Los comentarios están cerrados.