LDH (Lactato deshidrogenasa)

    La LDH o Lactato deshidrogenasa es una enzima que se localiza en gran parte de los tejidos del cuerpo pero sobretodo en corazón, hígado, músculo, hematíes y plaquetas. La lesión de alguno de estos tejidos supone la salida a la sangre de la enzima y la elevación de su concentración normal en un análisis.

    La LDH presenta mayoritariamente diferentes estructuras (isoenzimas) dependiendo del tejido donde se encuentre. Así, la LDH1 aparece en corazón, la LDH2 en retículo endotelial, la LDH3 en pulmones, la LDH4 en riñones y la LDH5 en hígado y músculos. En un análisis se mide la LDH total.

    Podemos encontrar elevaciones de LDH en los siguientes casos:

    – Infarto de miocardio

    – En casos de cáncer diseminado

    – En hepatitis aguda y, a veces, en procesos hepáticos crónicos

    – En la dermatomiositis

    – En accidentes cerebrovasculares

    – En hemopatías como: crisis hemolíticas, eritroblastosis fetal, leucosis mieloide crónica en brote agudo, mononucleosis infecciosa, anemia megaloblástica, trombopenias, etc.

    – En infecciones como: malaria, neumonía, SIDA, toxoplasma…

    – En la distrofia muscular, en grado escaso y de modo ocasional

    – Ocasionalmente, en casos de arritmia cardíaca sin infarto y en enfermos nefríticos.

 

Espécimen: Suero

 Valores normales: 230 – 460 UI/l

Los comentarios están cerrados.